SÍRVASE USTED UNA OPINIÓN

SÍRVASE USTED UNA OPINIÓN

He llegado a un momento de mi vida en que la opinión externa, simplemente no me apetece.
Sé muy bien que la experiencia pesa en una opinión, pero la vida de las personas nunca tendrá punto de comparación y por ello es muy difícil que lo que sucede a una persona, se repita en otra de igual forma. Me pregunto que podrías opinar si no anduviste mi camino, si no viviste lo que yo, es muy difícil comprender la situación actual de una persona, si primero no te pones sus zapatos y vives lo que tuvo que vivir o por lo menos lo intentas.

 

 

Es tan fácil criticar, tan fácil emitir un juicio, pero lo que nunca será fácil para nadie, es ponerse en el zapato del otro. Escucho personas diciendo: esto sucede así, o podrías hacer esto otro, como si fuera tan fácil, como se puede hablar con tal ligereza, si no tienes mayor poder que el de tu propio pensamiento.

 

 

El consejo también puede ser dado con la mejor intención del mundo, pero que tal si no te la pidieron, o si te la pidieron, te encuentras dando dentro de ese consejo una opinión, de como deberían ser las cosas, según tus vivencias, que no necesariamente son las mismas para otra persona.

 

 

Y es en el nombre de: “aprende a escuchar la opinión de los demás”  que castramos hijos, rompemos amistades, lapidamos a familia, sepultamos ideologías, quebramos libertades. Equívocos que laceran corazones, hacia una persona esperanzada en recibir un salvavidas a sus problemas, cuando en realidad lo que mas se necesita en momentos críticos, es un oído apacible que te escuche y hombro donde apoyar el dolor que muchas veces pesa en el alma.

 

 
Mi vida esta llena de errores, como la de muchos. Pero con gusto hoy puedo darme el lujo de elegir a quien deseo escuchar o no, a quien permito que me entregue algo de valor o no. Soy una mujer de carácter fuerte pero tengo una sensibilidad a flor de piel, que muchas veces me cuesta demostrar. Las paredes de mi corazón sobrepasan los limites y caen en puntos muy lejanos a mi, lo cual impide que muchos lleguen, pero si has llegado te quedaras allí para siempre, luego, difícil poder salir.

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *