VUELA

VUELA

Y cuando sueñas atraes y cuando menos lo esperas te encuentras donde nunca imaginaste, con personas que jamás pensaste encontrar y haciendo posible un propósito en común, para seguir haciendo sueños realidad.

He aprendido que jamás debes dejar de lado tus sueños, aunque ellos estén lejos de ti en este preciso instante. Que perder la imaginación, solo te acerca al olvido, al rincón de la frustración y al lado de la más profunda tristeza.

Cuando dejamos de ser niños, olvidamos que un día estuvimos haciendo todo lo que deseábamos, sin importar el lugar, ni cómo, ni dónde. Solo volviendo a ser niño, encuentras que toda esa vida de adulto que hoy tienes, puede ser más llevadero, más bueno, más tierno.

 

 

Al dejar de lado los sueños, la imaginación y nuestro niño interior, simplemente se ha perdido lo más importante para continuar viviendo esta vida, tu vida. Para continuar batallando, luchando, queriendo, amando, sin esta parte tan nuestra, nuestra alma se verá sosegada en el algún momento, quieras o no.
No temas, ni permitas que nadie te diga que no puedes soñar, que no creas, que no vueles con tu imaginación. Ello solo habla de la persona que te lo dice, es ella quien no puede soñar, es ella que no puede volar, es ella que no puede creer, porque ya cayó al  fondo y no puede salir y si escuchas pronto te hallarás con aquel en el fondo del olvido.
Date el permiso de vivir todo aquello que un día quisiste y que en un momento dejaste de lado, por crecer, dejando lo más importante en esta vida: tu niño interior. Regresa por él y déjate llevar, verás cómo todo comienza a tener más sentido, a completar aquello que faltaba. Se completamente libre.

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *