TRABAJO POR LA BELLEZA

TRABAJO POR LA BELLEZA

La belleza es parte importante de una mujer, sea comprendido o no, lo es. Hay muchos niveles, formas, aspectos y medidas para cuidar la belleza de una mujer. Cada mujer es un mundo único al momento de tomar cuidados para su aspecto físico y para el cuidado de su belleza particular. Lo que si es común entre todas nosotras es que cuidamos nuestro aspecto, a lo largo del tiempo.

Si bien es cierto el cuidado personal es de suma importancia, como te cuides por dentro es parte fundamental para transmitir, lo que deseas, por fuera. La imagen que proyectas te entrega la satisfacción que necesitas para continuar, tu belleza a lo largo de los años te otorgara seguridad, y tu salud real te dará como consecuencia la belleza que tanto buscas.

Manejo estos tres aspectos, importantes para lograr ese propósito común que nos une, a ti, a mi, a todas:

Cuerpo Darle movimiento adecuado, con la práctica que te llene a tí, no al resto. Brindarle vitalidad no con productos, más bien con alimento real. Vestirlo según sus características, aprender todas las técnicas para potenciar tu rostro y lograr esa imagen que tanto buscas.

Mente Todos los pensamientos que manejas en cada momento, harán que tu día a día, sea bueno o no. En este espacio que he creado para ti, encontrarás frases que no solo te motivarán, te harán pensar detenidamente.

Alma Mostrarte un espacio para encontrarte con tu ser, con tu energía, hacia dentro. No tiene nada que ver con la religión, pero si profesas una, será una manera de entregarte a este lugar hacia nuestra alma. La meditación es una manera de lograr estar conectada contigo y tu propio poder.

Me dedico a aconsejar, entregar conocimientos, otorgar técnicas, manejar hábitos que nos dañan. Todo en cuanto esté en mi, para que logres sentirte potenciada al máximo y lograr trasmitir tu belleza única e irrepetible, estoy dispuesta a dar, promulgar y manifestar para quien lo necesite. 

Cuando me preparaba para perfeccionar mi maquillaje, una de las tantas cosas que ejerzo hace años, una de las cosas que aprendí y quedo grabado en mi mente fue: si no tienes el dorso de tu mano con cada producto que utilizas al maquillar a tu cliente, no estas haciendo un trabajo idóneo. No se si realmente es así o no. Pero hoy sucede esto, absolutamente por inercia. Observó mi mano y puedo ver mezcla, arte, trabajo y es gratificante, sobretodo si veo la satisfacción de aquella persona que tomo mi servicio. 

Trabajo por la belleza de la mujer y lo he hecho desde que tengo uso de razón. Hoy con todo lo que he estudiado, vivido y practicado; siento que estoy en lo que vine hacer a este mundo.

La belleza de tu imagen de adentro hacia afuera. 

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *