Sentirse perdido

Sentirse perdido

Cambió todo de repente. El mundo que conocía se había perdido ante mis ojos, sin poder hacer absolutamente nada. La incertidumbre me abrazó con tal fuerza, que no pude continuar, ningún paso logré dar.
Me encontré vacía por varias semanas, como un ente que vagaba sin rumbo. No había noche ni día, solo existía y me sentí en muchos momentos perdida. 


Me escondí del mundo, no quería ver ni oír a nadie. El solo hecho de pensar en hablar con alguien, me lastimaba el alma. La soledad me sentaba bien y me costaba mucho pensar en algo diferente.
Tardé en comprender que era ansiedad, comprender que lacera cual lija, que no tiene piedad y te encoge hasta exprimir tu último suspiro. Tardé en comprender que no sales solo del tema, te llenas de miedos y de preocupaciones en demasía, te acabas, te cansas, te consumes.
Salir de la presión que te hace vivir, parecía imposible. Entendí que la aceptación es el primer paso, un paso leve pero seguro. Tratar de encontrar a alguien que sepa escucharte, quizás una tarea difícil pero no imposible; me permitió sentir que puedes sentirte acompañado.


Llorar todo lo posible, es parte del bienestar propio, es como limpiar el alma, para poder continuar. Sentir pena era lo último que admitía, hoy es más que bienvenida, es parte importante del proceso y no puedo obviarla y si aceptarla.
Analizar nuestros pensamientos, ver cuanto están influyendo en nuestro desarrollo diario, cuanto están dirigiendo nuestra vida, es parte importante de este proceso. Ser capaces de comprender que no podemos permitir ser dirigidos por nuestra mente, sentimientos o emociones, es algo que nos debemos, un análisis que necesitamos.
¿Fácil? Por supuesto que no, y muchas veces estos indicios son menospreciados y no tomados en cuenta de la manera adecuada. Si no puedes lograr calmar tus síntomas, busca la ayuda de un especialista para tener mas herramientas de control.
Si no eres tú, pero conoces a alguien que se encuentra en una situación parecida, no pidas que se calme, no funciona así, entrega un abrazo sincero, una mano de soporte y tu apoyo incondicional, serán de gran ayuda, sin preguntas, miramientos o porqués.
Recuerda siempre que este tipo de trastorno se agudiza con la falta de empatía de los más allegados.

4 Comments

  • Bertha Tassara Posted mayo 14, 2020 6:45 pm

    Cholita bella ❤️ me tocó el alma tu post . Es cierto esta cuarentena ha sacado muchas cosas… Algunas positivas otras negativas!!!

    • Miriam Gil Posted julio 9, 2020 1:34 pm

      Definitivamente mi chola hermosa ❤️ A seguir adelante para que toda esta vivencia sea un recuerdo (del que aprendemos mucho) pronto 🥰

      • Marlene Posted septiembre 11, 2020 3:54 pm

        Desde que te conozco cholita, se lo reservada que eres en algunas cosas o momentos cómo éste…siempre estuviste en mi mente y mi 💙 me da gusto que hoy decidas volver a reconstruir tú vida a pesar de las circunstancias.
        Te Amodoro cholita linda….Marle

        • Miriam Gil Posted septiembre 12, 2020 9:37 pm

          Tantas gracias mi querida cholita Marle… Gracias por estar en estos momentos conmigo 🙂 te quiero mucho

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *