UNA NO TAN DULCE VERDAD

UNA NO TAN DULCE VERDAD

El consumo desmedido del azúcar procesada, está haciendo rostros mas sombríos, marcados y envejecidos. Cabellos quebradizos, débiles y secos. Existe un alto consumo de azúcar y se le puede denominar “La droga de moda”
No tuve grandes problemas con dejar el azúcar en general, siempre preferí los sabores salados, ¿pero realmente estaba dejando de consumir azúcar, apenas dejé de endulzar la taza de té, o café o aguas saborizadas, me encontré con la sorpresa que esa, no era únicamente, mi ración de azúcar diaria.
El azúcar es parte de muchos productos que consumimos prácticamente cada día. Se encuentra en aderezos, cereales, en casi todos los productos procesados. Si le das la vuelta a la caja de cereal o al aderezo que tienes en la cocina, encontraras en sus ingredientes: glucosa, sucralosa, aspartame, jarabe de maíz (alta en fructosa), entre otros términos, que van cambiando de tiempo en tiempo, pero terminan siendo azúcar procesada, que no son naturales, las repercusiones en nuestro cuerpo son reales y se hacen presentes a lo largo del tiempo.

 

 

Hoy tenemos mucho más a la mano, los endulzantes naturales como: la miel, mascabado, panela, dátil, stevia, azúcar de coco, etc. Si bien es cierto son la mejor opción a la hora de endulzar líquidos, postres o lo que desees, tampoco debemos abusar de su consumo. Hoy contamos con lugares especializados en comida sana que incluyen opciones para el postre, con ingredientes orgánicos, naturales y con un sabor incomparable. Puedes darte, ese gustito que tanto deseas y saber que tu cuerpo no está recibiendo químicos, preservantes o algún agregado del cual nunca habías escuchado. Da realmente mucho gusto encontrarse cada vez más con opciones sanas, productos naturales y sobre todo deliciosos.

 

 

No olvides que el problema siempre será el exceso.
El excesivo consumo de azúcar afecta:
  • La apariencia de la piel
  • Nuestro cabello
  • Sensibilidad extrema en la piel
  • La fertilidad
  • El desempeño diario
  • La interacción con los demás.
  • También impacta en nuestro humor

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *