AMANTE DE LAS CARTERAS

AMANTE DE LAS CARTERAS

Ellas son un accesorio perfecto para poder lucir una puesta de ensueño. Será la mejor compañera de viaje o llevará para ti, todo lo que necesites en un solo lugar y a la mano. Aunque sabemos que muchas veces tenemos cosas que no utilizamos siempre, se encuentran en nuestra cartera porque podemos necesitarlo en algún momento. Por ello nuestros bolsos se vuelven nuestros mejores compañeros de cada día y si es bonito, mucho mejor.

Soy amante de las carteras, me encantan en color, en diseño, en tamaño. Las cambio a diario y dependiendo de mi combinación del día. Me ha pasado que dejé billetera en otras carteras y no he podido comprar, a causa del cambio de bolso que hice en la mañana con apuro. A pesar de los contratiempos y locuras con estas fieles compañeras, me acostumbré a tenerlas de aliadas para cada momento de cada uno de mis días.

 

Con sinceridad las prefiero grandes. Me encanta tener todo a la mano y tener la posibilidad de llevar más, si es necesario. Me quedan bien por contextura, tamaño y largo de piernas. Aunque las tengo medianas y también muchas pequeñas.
Para cuando viajo, tengo siempre unas cuantas, reducidas en tamaño por comodidad, una linda cartera pero preparada para largas caminatas en aquellos lugares alejados. Suelo llevar carteras donde entre un labial, mi tarjeta, documento y mi celular, muy importante.

 

Antes las combinaba con los zapatos, tenía una cartera para cada zapato y las utilicé de esa forma durante bastante tiempo. Hoy la versatilidad y el juego de tonos se ha vuelto un lindo momento de seducción para lucirte. Se pueden combinar con parte de algún tono de tus prendas, o con un detalle como un pañuelo alrededor de tu cuello, también tenerla en un tono totalmente diferente a tu total look, te aportará sofisticación. Como sea, puedes jugar y mucho con tu bolso, un accesorio que por excelencia contribuye en tu imagen.

 

Los precios variarán dependiendo de su material. Sabemos muy bien, que hay carteras accesibles pero tienen un tiempo de vida, que será inevitable pasar. Las únicas carteras que te pueden durar años y ser eternas, son las de cuero, el dilema existencial es la cantidad de dinero que puede costar una de ellas. Bajo esta premisa, observa cómo quieres adquirir una, todo dependerá del uso que le vas a dar.
Como sea que te gusten de manera particular, no dejes de tener tres opciones como mínimo para tu destaque personal:
La perfecta de cuero. Esta opción debe ser en tono neutro, para que puedas lucirla con cualquier prenda.
La mediana de colección. Esta opción puede tener más color y tener toques casuales para combinarla hasta con jeans.
y la pequeña de exhibición. Esta debes buscarla para esa ocasión de ensueño, ya sea con un vestido glamouroso o en una puesta más relajada pero con un detalle tan hermoso como un manitee de exhibición.

 

 

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *